LA CULPA, ¿DE QUIÉN FUE?

Cuando sobre un plató se ponía un disco y pinchaba la canción un chico con melenita, delgadito y unos andares un poco afeminados, sonaba este cha cha cha, de gabinete caligari, un muchacho alto bien parecido con un poco de tupe, se subía las solapas de la camisa, con voz profunda decía: ” pasa polluelos” , mirando fijamente al tendido, extendía su brazo derecho y cogía a ELLA a Cary, le preguntaba ¿bailas? y ELLA con su sonrisa que tanto le caracterizaba y su mirada penetrante de ojos claros le decía: “sí. ”
Tanto el chico de voz ronca con el cigarrillo en la comisura del labio, como ELLA Cary con su corta falda tableada mostrando sus largas y bonitas piernas, se hacían los dueños del momento, “los polluelos” animaban y vitoreaban a la pareja, que con buen paso no perdían el 1-2-3 1-2-3 giro de 360º y vuelta a coger a la rubia por la cintura otra vez.
El atrevido y arduo muchacho de voz ronca siempre terminaba el baile de esta canción dando un beso de cariño y amor que la rubia de piernas largas y bonitas le agradecía ese cha cha cha respondiendo con otro beso de la misma intensidad. Por algo los dos bailarines habían nacido el mismo día.
Ni ELLA Cary, olvido jamás ese baile cada vez que se oía la canción. Como estoy seguro que el mozalvete de voz ronca,y cuello solapón se olvida de ELLA de Cary.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s