22.856 MILLAS FUERA.

Buenas noches, hoy  es fácil saber que…, aunque esto…, solo yo lo se, son más de 36.774 km los recorridos por mí,  en el transcurso de 365 días… Como acompañante…  la soledad , cuando me refiero a ella,es, el vació de no tener a Cary  junto a mi,  por que si sólo he hecho todos esos km, seguro que con Ella estarían multiplicados casi por 25 los que hemos vivido  juntos. Estas miles de millas en muchas ocasiones las he realizado en  la mejor compañía que me han ofrecido familiares,  amigas, amigos…  Acompañarles, por donde mis pasos han seguido sus huellas, ha sido mi mejor antídoto contra la melancolía  y en algunas ocasiones el desasosiego, la impotencia, y el agobio  de verme caer  en barrena; he remontando manteniendo la cabeza alta y la dirección correcta, he tenido que sacar lo mejor de mí  para guiar el rumbo, y escribir en este libro de bitácora. He de decir que no han sido todos los amigos ni familiares,  los que yo creía que me podían ayudar a caminar, pero tampoco era su obligación el que lo hicieran, hay algunos que piensan que me han ayudado y lo que han hecho es no dejarme levantar de este camino polvoriento y gris. Como dice Marta mi Marta, he de intentar despegarme de la gente toxica.                          Donde y cuando menos me lo he esperado, en mi camino han aparecido aquellas personas que  sin  pedirlo, me han dado  lo que tenían , no me refiero a lo material , que sí algunos lo han hecho; me refiero a que me han dado lo que ahora más aprecio,  me han dado su tiempo, su casa, su comida, una llamada… y lo más importante su compañía. Son esos momentos que más me hacen falta y es lo que más valoro…, el tiempo … , ese tiempo que no todo el mundo me lo ha dado , tal vez yo tampoco se lo he ofrecido a ellos, ¿o si?, lo único que no me siento correspondido respecto algunas personas, pero tampoco estoy extrañado de sus aptitudes, sí, tal vez, defraudado…o desilusionado. Pero como muchos de estos dicen : ” la vida sigue…”

Esta noche no nombraré a todos esos familiares, amigos y más que amigas,  que están haciendo  posible la recuperación de mi maltrecho día a día,  el facilitarme que sea lo más liviana posible la vida que debo ahora vivir, me han dado y me están dando lo mejor de su ser, su cariño, su amabilidad ,su amor, su calor, su comprensión, su hospitalidad, la mejor de sus sonrisas, y por que no decirlo,  cuando me lo merezco, su regañina ,su enfado o una   arenga  para que  reaccione , siempre con el deseo que yo…  este y me encuentre bien.

No digo sus nombres por que hay personas que no les gusta que les mencione en mis escritos,(alguna vez lo he hecho y me lo han reprochado) ergo, no me parece justo no nombrar a unos, pero a otros sí. Daré pequeños detalles que sólo esas personas se podrán reconocer.  Por tanto  hablaré de: lugares, playas, monumentos, montañas, aviones, coches, furgonetas, barcos, trenes, amigas, amigos, miradas cómplices, situaciones comprometidas,  comidas, situaciones divertidas, caminatas, atardeceres,amaneceres, paseos,conversaciones,ilusiones, proyectos, arte, cultura, música,” os veo” ….   Todo lo que me ha ocurrido en estos miles de kilómetros recorridos sin Cary, pero cada metro desplazado siempre Ella ha estado en mi recuerdo y a mi lado.   Cada uno de mis familiares o mis seres queridos que han  compartido alguno de esos  km recorridos por mi,  seguro se reconocerán sin necesidad de tener que mentar su nombre.  Será una sucesión de capítulos que iré describiendo por orden cronológico, donde contaré , como yo los vi y como  los viví.

El primer capítulo será  SARDEGNA,    lugar donde  salí sin Cary por primera vez, Las dos horas interminables de avión, ver a  mi familia sarda, sus comidas típicas, sus pueblos, sus ciudades, sus playas, sus montañas, sus costumbres, su calor…, luego en verano volví otra vez.

Segundo capítulo será  TRICIO, el primer viaje que hice en coche sin Cary, donde di una vuelta de más de 100 km, todo por no pasar por la sierra de cameros, que tanto a Ella le gustaba y no sabía si podría ser capaz de bajar ese desnivel y conducir a la vez, que  mis ojos llorosos me permitiesen ver . En este capítulo contaré mis más de diez viajes , en un año a la entrañable tierra y gentes de la Rioja,  escribiré de Logroño, Pamplona, San Millan de la Cogolla, Santo Domingo de la Calzada,  lugares de la rioja alavesa…

Tercer capítulo será Galicia, Pontevedra,   Santiago de Compostela, la primera noche vieja sin Cary, difícil pasar las uvas, en la bella e iluminada plaza del Obradoiro , donde conocí a una pareja excepcional. Caminamos juntos muchos kilómetros, desde Muxía a Finisterre,  la niebla no  dejaba ver más allá de la puntera de mis botas. Esos más de 28 km andado aveces en compañía y otros muchos  en solitario…, viendo los paisajes, sintiendo la naturaleza, fue donde me dí cuenta que la vida me había cambiado, y que no quedaba más que afrontar lo que viniera y … en soledad.

Cuarto capítulo será Málaga, la segunda vez que viajaba en avión sin que las uñas de Cary se me clavarán en mi mano desde que despegaba el avión hasta que bajábamos de él. Este viaje le pedí a una personilla muy  especial para nosotros que hiciera el favor de acompañarme, habían sido tantos… tantos y tan buenos momentos que habíamos vivido Cary y yo en tierras malagueñas…que no podía afrontarlo yo sólo. Por suerte es un lugar que en todo este tiempo sin Ella,( he ido en tres ocasiones), es  donde encuentro la  paz, tranquilidad , y me lleno de nuevas esperanzas. Siempre me han acompañado personas a las cuales les debo agradecer mucho por no dejarme sólo, en esa soledad que no se vivir y que no me acostumbro a vivir …  Desde allí he podido recorrer lugares espectaculares como Granada, Cádiz,  Motril, Tarifa, Zahara de los atunes.

Quinto capítulo será Vitoria, ciudad que desconocía y me quedé impresionado, monumental, clásica, con mucha  categoría, bienestar…y lastimándome por no hacer caso a Cary, que Ella siempre me decía que teníamos que ir a ver a sus primos de Vitoria . ahhhhh!!!!!, lástima nunca pudimos compartir una gran ciudad como la capital  Vasca.

Sexto capítulo, Santa Pola. que voy a decir de este pueblo de la costa alicantina donde pasé mis mejores años de juventud,  donde mis abuelos vivieron y yo pasaba largas temporadas, donde  hay un encanto…,  ahora que he vuelto  me he dado cuenta que  tiene un poder de atracción , magnetismo,  donde pasear por sus playas es como un viaje al pasado, donde recordar momentos como la playa del carabassi ,  mi primer beso de amor, donde le pedí a Cary que se casará conmigo, y desde mi niñez hasta ahora siempre ha estado presente en mi vida… Santa Pola,   ahora más….¿ Que tendrá ?…  para que Cary quisiera ser eterna en sus aguas.

Séptimo  capítulo será París, ciudad de la luz ,  del amor, que en dos ocasiones visitamos Cary y yo,  esta tercera no fui sólo, sino con un matrimonio que no sé, lo que hubiera sido de mi en este periplo de vida que comencé el seis de noviembre del 2015. siempre, pero siempre han estado a mi lado, todo mi amor fraterno para ellos. No hablaré mucho de la torre eiffel, ni de los paseos en barco por el Sena, ni del louvre, ni los campos elíseos ni de todos los lugares bonitos que tiene esa bella ciudad…París, Escribiré de una chica pelirroja, inteligente, leal, y hablaré de una escalera inacabable de más de 155 peldaños de madera, del espíritu de un barrio como el de ” Le Marais” de una calle como La rue Vieille-du-Temple, se respira … un aire de…

Octavo capítulo será Barcelona, por dos veces en menos de un año visite la ciudad condal recorrí donde nunca antes había estado con Cary, la famosa ladera  Tibidabo ,la montaña de Montjuic , Sabadell donde me tome  un café muy muy emotivo  y sentimental con un matrimonio que son … son… lo más de toda cataluña, son lo que a mi me gusta que sea la gente … son personas de palabra. Anduve por las ramblas de Barcelona, su diagonal, embarque con rumbo a Cerdeña en el lugar donde me indicaba Colón …. más cosas que seguiré contando en este octavo capítulo.

Noveno capítulo será, Asturias. Gijón, Oviedo, la playa de la ñora, quientueles, Venta la Esperanza donde se come ….  Los desplazamientos a Asturias no fueron por placer, pero estuve muchas horas con el hombre que más quiero en este mundo…, con mi segunda familia , esta familia que me enseño tantas y tantas cosas, tantos recuerdos tengo yo en el muro de san Lorenzo, en el restaurante koty, en el planeta .  Cary me decía que les quería y que les trataba como si fueran mi familia y no lo eran, se equivocaba siempre han sido mi segunda familia, por que así, ellos me han considerado  y así yo me he sentido .  Es de la única forma que yo les puedo y se corresponderles, como mi familia que son .

Décimo y último capítulo será Valencia, en este capítulo …  Gracias a una persona muy  muy especial para mi , conocí esta ciudad que nunca antes había estado, cierto es que aquí no tengo recuerdos con Cary, por tanto la veo con otros ojos, la siento diferente que todos los lugares antes mencionados. La ciudad de las artes me impresiono, la playa de las arenas , la malvarrosa, ese atardecer en la albufera, el saler, la horchata con fartons, el barrio del Carmen, la humedad de Valencia, todos estos paseos y más , en una compañía única, la mejor compañía que una persona como yo, con mis rarezas y mis problemas  podía tener.

Seguro que muy pocos habéis terminado de leer mi relato de hoy, debido a  que me he extendido en más de 1780 palabras. Si la media viene siendo 10-15 lectores por semana , seguro que hoy no me terminan de leer  ni dos. Para la persona que tenga interés en seguir leyendo en este mi blog , decirle que el jueves que viene escribiré sobre como fue y como empezamos nuestra experiencia con la enfermedad del cáncer,  el día 24 de noviembre de hace tres años que nos dieron la mala noticia. Para que no todo sea enfermedades y lamentos ,  al jueves siguiente  , empezaré con mis capítulos antes mencionados de mis viajes en este año sin Cary.

Gracias por estar y principalmente por estar ahí, GRACIAS.
Espero y deseo que hayáis pasado un buen rato en este mi rincón de cada jueves .
Buenas noches y hasta la semana que viene.

7 thoughts on “22.856 MILLAS FUERA.

  1. Pues lo terminé, y sin esfuerzo alguno, jeje! Muchos kms recorridos, y más que llevas ahora. Me alegra que pudieras hacer todos estos viajes, y en buena compañía, siempre se encuentran buenas personas en nuestro camino por la vida, que no nos permiten caen.
    Besos y buenas noches! Hasta otro ratito.

    Me gusta

      1. Ay! Creo que no le voy a poner ninguna estrellita a ese comentario. Por si algun día te apetece escribir mucho más, en el perfil de mi blog tienes mi correo.
        A pesar de los infinitos pufffff, no te rindas! Ok? Y sonríe!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s