CREO EN TI…

Buenas noches, hoy es fácil saber que…. como ya te informe la semana pasada ( los que llegasteis a terminar de leer mi relato de  casi dos mil palabras ) iré contando como fue la evolución de la enfermedad de Cary. Ojalá que nadie de los que lo lea nunca tenga que echar mano de nuestro ( lo que podríamos llamar )  “diario de una enfermedad” pero por desgracia es probable que , tal vez te veas  identificado por que ya te ha rozado o te ha tocado de lleno el cáncer , o, te pueda tocar. Estarás pensando que, a ti no te va a llegar…. Que tengas suerte y así sea ,  si por desgracia te toca,  y te sirven de algo mis relatos…,  para que no te encuentres perdido, como al principio nosotros estuvimos, hasta que la enfermedad te pone en tu sitio y ya sabes como actuar. Pues satisfecho quedare de haberte ayudado aunque sea mínimamente , o,  que te sientas acompañado aunque sea en mi rincón de cada jueves. Pero esta enfermedad no hay dos iguales, al igual  que no hay dos personas iguales, tampoco hay dos enfermos iguales.  O que mis relatos sirvan para  que cada jueves te acuestes pensando en Ella, que el viernes te sirva para recordar  a  Cary,  la mujer luchadora que fue,  la mujer trabajadora que fue, de la gran mujer que fue,  la mujer de genio … bueno, malo que fue, como Ella decía:” de donde hay se puede quitar de donde no hay … no se puede … “.  De su simpatía, que era contagiosa allá por donde iba.  Con eso que te quedes …,  me valdrá para hacer cumplir mi palabra.

Tal día como hoy pero de  hace tres años… nos dieron la impactante noticia …,  Cary tenía un cáncer de estómago…, En ese preciso momento me imagine lo que  se nos venía encima, pero…siempre la realidad supera a la imaginación.  Cary no hacía nada más que decir… “ya te lo decía… , que esto no era una úlcera”, la doctora era una chica joven, creo que era la primera vez que tenía que dar una noticia de esa relevancia, ya que  no sabía ni por donde empezar a la hora de leernos el informe de las pruebas que días antes le habían hecho a Cary,                    El diagnostico  decía así : Adenocarcinoma gástrico, ulcerado, de patrón difuso, tipo célula en anillo de sello, moderada densidad de helicobacter asociado.

Ese es el resumen de un extenso informe, que nos leyó  la joven doctora. No sabía como decirnos que era cáncer…, y Cary le dijo :” es cáncer ¿verdad?”  la doctora afirmo con la cabeza y con la mirada baja. En todo momento Cary estuvo tranquila, yo me incline sobre la mesa de la doctora y tape mi cara con mis manos. Cary  decía ” yo ya lo sabía…, ya lo sabía” pero con una calma y una serenidad … anormal en Ella.

Levantó  mi cabeza clavada en mis manos  y mirándome fijamente con esos sus hermosos, grandes, y bellos ojos verdosos, me dijo Cary: ” como tu dices, en esta vida todo tiene solución,  ¿ doctora, ahora, que es lo que tenemos que hacer?”, con  voz fuerte y contundente le pregunto. A Ella a Cary nunca le dio miedo nada, ni tan siquiera afrontar la enfermedad del cáncer, solo tenía miedo a la muerte. ” Tienes  que darte prisa en hacerte  un tac y a partir de ahí….”, respondió  la novel doctora. Dejándonos una duda, que parecía no tener solución.

A partir de ahí… estábamos perdidos, desconcertados …  Salimos a la calle,  pasaban  coches , personas, como si fuera todo otra dimensión, tenía el fondo visual como un túnel al final de la niebla, oía el eco de las conversaciones de la gente  sin que me interesasen .  Llegamos a casa , reunimos a los hijos de Cary, les dio la mala noticia, no daban crédito a lo que su madre les estaba contando,  siempre Cary dando ánimos para que ninguno nos viniéramos  abajo,  pero no sabíamos que hacer, ni a donde acudir, estábamos perdidos, desconcertados, sin rumbo… Me eché en la cama, y rompí a llorar desconsoladamente , Cary se tumbo a mi lado y me dijo. ” no llores, te necesito más que nunca, te necesito tal como eres , te necesito fuerte y entero,  creo en ti y quiero despertar a tu lado cada amanecer   , vamos…!!!   levanta!!!,  me dijo, tenemos que buscar una clínica donde nos hagan el tac,  no podemos perder un sólo segundo”.  Me puso en su móvil la canción y el vídeo  que se supone que ahora tu estás escuchando. ¿ Que se puede hacer ante una situación así?  Seque mis ojos llorosos y mi mocosa  nariz,  me lavé la cara … , no podía fallar a la mujer que  había dado todo por mi,  y que creía en mi. En ese momento supe que mi tiempo y  mis esfuerzos iban a ser para Ella. En un principio en que  Cary se curase…, con el tiempo…  todos mis esfuerzos fueron para que Cary fuera feliz, para que el periodo que nos quedase juntos, disfrutarlo lo más posible fuera como fuese. Ya quedaban atrás negocios, economía, y todas las cosas banales que tanta importancia damos cuando tenemos salud. Lo primordial era que Ella se curase, y si no podía ser , que fuéramos felices en nuestra nueva vida que nos quedaba por vivir.  ¿Alguna vez tu,  te has parado a pensar en tu felicidad y en la de los tuyos? si no lo has hecho, pierde unos segundos de tu preciado tiempo…, pero no lo dejes de hacer, ergo… puede que te sirva está canción, y  al final me dices que te ha parecido.

Acudimos a la oficina de “adesslas” a solicitar el lugar donde hacernos  un tac…, nos preguntaron en que clínica queríamos hacerlo, nos quedamos mirando, y con nuestras miradas no hacían falta palabras, estábamos perdidos…, no sabíamos que hacer , eramos dos náufragos en medio de un lugar frío y desconocido , debíamos tomar una decisión sin saber que rumbo llevar.    Nos dieron tres clínicas donde poder elegir y  hacernos las pruebas.  La primera que llamamos fue la ” clínica San Chinarro” no nos cogían el teléfono, ” clínica Quirón” comunicaba …., por último la “MD Anderson” nos dieron cita para el día siguiente. Cary  dijo, : ” esa es la clínica donde nos informaron sobre la enfermedad de mi hermana ”  esa misma tarde se fue a trabajar, como si tal cosa…,  como si nada pasará , y todo por que el viernes se examinaban sus alumnos., digna de admirar , era una amante de su profesión y así lo demostró hasta el final. Y así es reconocida entre algunos de sus compañeros y examinadoras que la conocían bien.

Como cambia la vida… Hacía tan solo no más de dos meses que  estábamos de vacaciones en  Meloneras, Gran Canaria un 8 de septiembre del 2013 cuando cenando, a Cary le molesto el estómago, después de una velada de muchos proyectos y decisiones definitivas, como por ejemplo …” El molino de los secretos” ya nos funcionaba bien, y en esa cena hablamos que Ella  podía dejar de trabajar en la autoescuela y dedicarse a diario en el molino , que era la ilusión de nuestras vidas. Me pregunto : ¿ lo podemos hacer? (económicamente se refería)  le dije que si, que sin problemas, Ella se podía dedicar en cuerpo y alma  a lo que era su pasión en aquel momento. Pusimos fecha, para las navidades del 2013 dejaba la autoescuela y se dedicaba de lleno al ” Molino de los Secretos”. Mira por donde esas molestias de aquella noche, que no le dimos ninguna importancia, fueron aumentando, ya no era un simple ardor en las comidas, Cary estaba preocupada por que  la comida no le entraba bien, decía que se le hacía una bola como si llevase pinchos al pasar por el estómago,  a primeros de noviembre cenando con unos amigos …. se puso muy , muy mala, no pudo  terminar de cenar…, recuerdo que era un menú micológico,  La regañé  a Ella , creo que fue la última vez que  hice una cosa así en mi vida hacia Cary, le dije que sin falta tenía que ir a que la viera un médico especialista en el aparato digestivo , que llevaba así desde el mes de septiembre, a Cary no la gustaba ir a los médicos , siempre decía …” Ya se me pasará, ya se me pasará” lo que la ocurría , y más tarde me lo reconoció, le daba miedo a que fuera lo que al final fue.                                                                                          El lunes fuimos al médico, le mando una gastroscospia , y una colonoscopia con urgencia, la urgencia era tal, que al día siguiente se estaba practicando las pruebas,  al salir,  el propio médico que se las realizo,  le dijo que le preocupaba lo que había visto, que deberíamos esperar a los resultados, porque no se veía nada claro.  Cary,  me miro y me dijo…,” Rodrigo voy a tener cáncer de estómago… que tonterías dices… le respondí , serán úlceras. No , tajante me dijo, voy a tener lo mismo que toda la familia de mi padre y lo que mi hermana…, ni que fueras médico, ¿sabes tu más que los médicos…?  le dije.”

Dentro de quince días te seguiré contando como fue el periplo, la vivencia, y todo lo que contrajo esta nueva forma de ver la vida y por que no …, el amor…, no sé, por que cuando se refieren al cáncer se  dice  la frase :       ” una larga enfermedad….” ahora visto desde lo que  se, me parecieron tan cortos dos años…, Cary quería vivir … hubiéramos firmado dos años más de esta ” larga enfermedad” también tengo que agradecer a la clínica MD Anderson que hizo de la enfermedad una forma de vivir…, Eso os lo iré contando en jueves sucesivos…! Por cierto! ¿ has escuchado la canción y has visto el vídeo…?

La semana que viene Sargdena , como ya indique el jueves pasado ,  empezaré los relatos de  mis miles de millas recorridas sin Cary.

Gracias por estar y principalmente por estar ahí, GRACIAS.
Espero y deseo que hayáis pasado un buen rato en este mi rincón de cada jueves .
Buenas noches y hasta la semana que viene.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s