“CON GANAS DE EMPEZAR.”

 

 

Buenas noches, hoy es fácil saber que…, en primer lugar pedir disculpas por no poder terminar el jueves pasado mis millas recorridas por la Rioja, al igual que Patti Smith se quedó en blanco al cantar , yo me quedé sin palabras que transcribir, de todas formas amenazo con hacer un segundo capítulo de la Rioja. Si, tu…, que me lees cada jueves me admites las disculpas… continuo escribiendo, de lo contrario … tu mismamente .

¿Aún estás  ahí leyendo ? te pongo  en antecedentes por si has perdido el hilo de como va este , mi rincón de cada jueves, un día escribo sobre mis millas recorridas, a la semana siguiente escribo sobre la enfermedad de Cary, como la vivimos,  y como la sentimos  nosotros dos.  En alguna ocasión he dicho…. Cary tenía los dolores y el sufrimiento, yo, sólo el sufrimiento.

Una vez que ya has conocido dos capítulos atrás,  como era nuestra segunda casa, sus pasillos, sus salas de espera, sus consultas ,  y el equipo médico que nos iba a atender, continúo . ..

Después de pruebas varias que nuevamente se realizo Cary , solicitadas por la doctora Encinas, y tras varias reuniones con su equipo médico, nos dijo como iba a ser el proceso a seguir;  En primer lugar se le iba a dar quimioterapia durante tres meses, seguidamente sin descanso se le procedería a la operación, que según fuera la evolución de la quimio, sabríamos el tanto por ciento de estómago que le sería intervenido, posterior a la operación otros tres meses de quimioterapia,  lo que ellos llaman un sándwich, y luego a esperar…. Cary, pregunto, lo que yo creo que pregunta cualquier mujer, y más una mujer guapa como Ella, ” ¿ se me va a caer el pelo con la quimioterapia? ” la doctora le dijo que sí, pero que no se preocupase que le volvería a salir, estas palabras suenan así como sin importancia, pero es duro muy duro…, Cary tenía mucho carácter para todo y no la importaba enfrentarse a todo lo que la llegase . La doctora Encinas le pregunto que como se encontraba , la respuesta de Cary fue contundente : ” con ganas de empezar”  pues ale!!!….. dijo la doctora, hoy vas a comenzar  con la primera sesión de quimioterapia. Desde la uña del dedo de mi pie, hasta el poco pelo que me queda encima de mi cabeza, me corrió un escalofrío , un sudor frío, y un pensamiento…. esto es verdad…. esto si va en serio .

A Cary le habían hecho una intervención  pocos días antes para colocar por encima de su pecho derecho un catéter llamado  Port-a-Cath, es el nombre comercial de un acceso venoso central de larga duración, que cuenta con un reservorio subcutáneo de titanium con una membrana de silicona , ese aparatito … iba a ser su amigo fiel , que si todo salia  bien se lo quitarían a los seis años, (yo suplicaba por que llegase ese momento)  por ahí le iban a suministrar la quimioterapia, y a sacarle la sangre cada vez que había que hacerse una analítica,  en un principio no se notaba a penas… .

Era un 19 de diciembre del 2013 ,  empezábamos con el tratamiento de la quimioterapia.  Una vez que nos vimos con la doctora Encinas,  teníamos  que ir  a la primera planta, hospital de día. …, subimos por las escaleras, yo temblando sujetaba la mano de Cary y Ella me decía…  ” Tu hablas hasta aún cuando nos dicen malas noticias, y ahora callas…,  no paras de pensar en todos los lugares y tener ocurrencias, y ahora tienes la mirada perdida,   estas temblando , ¿por que tiemblas ?  Tu me has ayudado a continuar, incluso cuando parecía todo perdido,  ¿y ahora tiemblas como un flan? .  No te preocupes que todo va a ir bien… dame un beso…”              Bese sus labios  en el resquicio de la escalera ,  no fue como el primer beso apasionado  que nos dimos con la diosa Cibeles de testigo en 1991. Fue un beso donde no simplemente se juntaban los labios , era un beso donde había mucho mucho  amor y mucho miedo , era el beso de la esperanza , era el beso que sellaba nuestra unión ante el dolor y el sufrimiento que comenzábamos a vivir  en esos precisos momentos de enfrentarnos a la quimioterapia. Había llegado el momento.

Llegamos al mostrador del hospital de día, con los ojos cargados de lágrimas,  Cary cargada de fuerza y yo cargado de miedo…, cuatro enfermeras sonrientes , tocadas por la mano de Afrodita, le preguntan a Cary,   “¿ tu eres Cary ?”  Sí, respondemos, pues acompañarme , pasar a la sala número 2 …, abrimos la puerta de la sala ; había dos sofás de cuero color beige daban sensación de confort , dos ventanales con stores de polyscreem beige, que permitían  pasara la claridad del día, de una pared colgaba un pequeño televisor, el cual estaba apagado,  en uno de los sofás , un señor de mediana edad  estaba enchufado a una máquina (bomba),  que emitía  un pitido agudo cada dos segundos , tres bolsas de distintos colores una naranja otra blanca y otra plateada  colgaban como de una percha, el señor nos saluda muy simpático, Cary se sienta en el  sillón que queda libre ,  la bella y sonriente  enfermera le dice a Cary…,” tranquila que vamos a empezar, te voy a explicar como va esto, primero te voy a poner  una bolsa de suero, para limpiar bien todo el conducto, luego pondremos la bolsa del tratamiento , la otra bolsa será el primperan.”  Claro a nosotros como si nos hablaran en chino, la enfermera hace toda esa operación y cuelga las tres bolsas en una de las  perchas que quedaba vacía, aquello, ya,  parecía más un árbol de navidad, que un simple palo que servia para sujetar las bolsas.  El simpático caballero nos dice ¿ es la primera vez? con voz temblorosa le respondo que si. Nos dice “tranquilos yo con está de hoy llevo 66, al final te acostumbras ” Cary toda ufana  le responde al señor:      ” no…, a mi me van a poner seis ahora, luego me operan y después otras seis sesiones,  espero que todo ello de buen resultado. ”                    Madre mía, pensé yo , 66 a nosotros no  nos  va hacer falta, por que seguro… que con el tratamiento se va a curar, y al momento  66…me vino a la cabeza,    son muchas y este hombre físicamente esta bien,  a lo mejor no es tan mala señal llegar a ese número. Cary no llego…, si no que lo supero.

Volvió a pasar la enfermera a preguntar que tal se encontraba Cary…, “de momento bien le respondió ,¿ cuanto tiempo voy a tener que estar enganchada a este árbol de navidad?”, pregunto Cary…, dos horas más o menos,  nos dijo la simpática enfermera. El señor que estaba a nuestro lado,   acabó  su tratamiento y él solo, se desengancha de todos los cables que colgaban de su árbol navideño , se despide diciéndonos, “vas a ver como todo sale bien que tengáis suerte, estáis en muy buenas manos. ” Nos cruzamos las miradas Cary y yo,  y con la complicidad que nos caracterizaba después  de tantos años juntos y un guiño de ojo  , pensamos: ,  !!por supuesto que todo va  a ir bien.!!!

Le pregunto a Cary que que es lo que siente, me dice : ” somnolencia y el líquido este frío, (me señala la bolsa de color  plata), noto como recorre por todas mis venas, ahora se me esta poniendo mal cuerpo, déjame que duerma”    y se quedó dormidita , le tape con una manta que había encima de una silla ,   yo atento como un centinela, sin pestañear para estar alerta por si algo la ocurriese, de vez en cuando Ella abría  muy  despacio sus dos ojazos verdes y me buscaba, sonreía débilmente, se quedaba tranquila después de ver que yo estaba ahí junto a ella , e igual de despacio, con la misma lentitud que les había abierto los volvía a cerrar esos dos grandes luceros que tantos caminos habían iluminado y les quedaban  aún por alumbrar.

Pasan las dos horas,   entra  la enfermera y  con mucho cuidado le pone una botella en forma de petaca  que deja enganchada al Port-a-Cath,  con un largo tubo transparente ,  se ve como pasa un líquido,  nos dice, esta botellita tienes que venir cuando se acabe para quitarla,  es un dosificador, que dura tres días, te va suministrando el tratamiento de manera lenta. Nos dieron una medicación para tomar en caso que se encontrase mal, Primperan  para los vómitos , y  zoofran cada tres horas, nos recalca la esbelta enfermera… muy importante beber más de dos litros de líquido diarios, principalmente agua, infusiones o bebidas que lleven sales y minerales.         Cary se levanta del sillón , me dice que no puede ponerse en pie que se marea, nos esperamos un ratito, las enfermeras comentan que es normal…. que nos quedemos allí hasta que se le pase. Cary estaba pálida pálida con unas ojeras muy pronunciadas, y temblando de frío , al rato,  con voz  bajita y  entrecortada me dice  que ya nos podemos ir que se encuentra un poco mejor, salimos del hospital de día, Cary andaba con dificultad, la agarro del brazo izquierdo, y despacito despacito con pasos cortos y livianos nos  montamos en la furgoneta , salimos  hacía nuestro  hogar,  Cary me comenta que  vaya despacio que esta muy mareada, nos incorporamos de Arturo Soria a la M-40 cuando gritando me dice: ” para, para que me estoy poniendo muy mala ” la empiezan a dar arcadas, yo no sabía que hacer… me meto en la primera entrada  que puedo, paro…, Cary  no hacía nada más que repetir ” Rodrigo estoy muy mala, estoy muy mala, no puedo, no puedo…tengo mucho frío, ” tiritaba …. plegué los asientos traseros estire una manta que llevaba en la furgoneta, y una almohada que había cogido ,  la dije que se tumbará la arrope con mi abrigo y así llegamos a nuestra casa .  Al bajar de la furgoneta se mareaba en el ascensor se iba desvaneciendo, yo la sujetaba para que no se cayera,  como pudimos subimos hasta nuestro piso,  se metió en la cama vestida…          , no quería ni podía quitarse la ropa, me dijo que le bajara la persiana,  que la luz le molestaba mucho, con fuertes temblores se quedo dormida… Pasaron más de tres horas hasta que despertó , se levanto cansada muy cansada,” parece que me acaban de dar una paliza, si haces el favor me preparas algo caliente para tomar”, un caldo le prepare, según se lo estaba tomando , yo de pie frente a Ella observando como sus manos temblorosas se calentaban al sujetar la jarra que contenía el caldo, levanta la vista y me dice ” Rodrigo…., no se si yo voy a poder aguantar esto” claro que sí le respondí, tu puedes con esto y con mucho más, menuda eres… no ha podido nada ni nadie contigo hasta hoy. No me hagas reír, me susurra, que no estoy para bromas.

La semana que viene tocara unas de mis millas recorridas por tierras gallegas.

Este sábado cuando estés reunido con algunos de tus seres queridos,( otros no tanto), pero como es navidad…. Durante la cena, mírales , observarles , y…, razona lo que te voy a decir, ¿ a cuantas personas les has deseado felices fiestas y feliz navidad en estos días, cuantos besos de compromiso has dado y te han dado?  muchos verdad…                               ¿se lo has dicho o deseado con los que estas sentado, con los que son de verdad  tus seres queridos ? ( otros no son tan queridos , ya lo sabemos ), pero como es navidad. Algún día los dejaras de tener sentados en la cena de noche buena, o ellos no te tendrán a ti. Come , bebe, ríe , sonríe , canta, baila, juega diviértete junto a ellos.  Procura ser feliz o por lo menos intentarlo pero no sólo en noche buena… no hay mejor regalo que el que puedas disfrutar de lo que más quieres en esta vida… todo lo demás inventos de el Corte Ingles.

Gracias por estar y principalmente por estar ahí, GRACIAS.                                                               Espero y deseo que hayáis pasado un buen rato en este mi rincón de cada jueves .
Buenas noches y hasta la semana que viene.

 

One thought on ““CON GANAS DE EMPEZAR.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s