” PENSÁBAMOS QUE SERÍAMOS LOS ÚLTIMOS EN IRNOS….”

Buenas noches hoy es fácil saber que…Si levantas esta noche las alfombras de mi casa y miras debajo de ellas , encontrarás esqueletos de palabras que murieron en mi boca sin ser dichas…  Creía que nos habíamos  dicho todo… creía que habíamos escuchado todo…, pero …. siempre faltan palabras por decir.., siempre faltan palabras por escuchar… Siempre faltan besos por ser robados… siempre hay un lugar de la piel  donde posar un beso… Siempre falta la caricia inolvidable…, siempre falta el último milímetro del dedo corazón al cual  acariciar…. ” Porque siempre pensábamos  que seríamos los últimos en irnos…”

Si pudiera contar las conversaciones que mantuvimos Cary y yo, pasarían de las cien mil… seguro que más !!!  bastantes más de doscientas mil  !!!. Multiplica veinticuatro,  por,  ocho mil setecientas noventa y seis…. te dará un resultado de  doscientas once mil ciento cuatro…   alguna más que esas fueron nuestras conversaciones. Si tuviste la suerte de conocer a Cary,  sabrás que no paraba de hablar, unas veces con el genio que a ELLA le caracterizaba,  otras muchas con la pasión que le hacía ser ELLA,  siempre lo que decía era con mucho sentimiento, con cariño… tanto educativo, como personal, como emocional,. Si  a mi no me conoces, ya te advierto que me enrollo como las persianas…,   hablo mucho.., no siempre la razón me guarda, tal vez si…, Por tanto… sigue sumando conversaciones…. ¿Sabes lo que te quiero decir con esto?… por mucho que hablábamos…, por mucho que nos escuchábamos, por mucho que nos gritábamos, por mucho que nos susurrábamos … por esas más de muchas de cientos de miles de charlas que mantuvimos…  aún quedaron … conversaciones pendientes… diálogos que.,,                       Ahora me remueve el no haber podido tener respuestas a esas pocas  preguntas que siempre quedarán flotando en mi mente, ahora me remueve el no haber dado respuesta a esas pocas preguntas que ELLA nunca me formulo.  Sí… sé  lo más importante…, conozco lo  principal…, los secretos más ocultos que el uno sabíamos del otro… las confesiones más inconfesables nos quedaron gravadas en cada una de nuestras conciencias.  Pero… quedó  algo en el olvido por decir, por escuchar…  siempre te queda algo por hablar, siempre queda algo por escuchar…. ” Porque siempre pensábamos  que seríamos los últimos en irnos…”                                                                                                                   No dejes que te quede una conversación en el olvido,  o una pregunta  sin ser respondida, a tu ser querido.

¿Dónde habrán ido esos  besos que guardamos sin que ellos buscasen el cementerio de los besos perdidos.?   Besos que le dí teniendo por testigo a la flor de jara, (era la flor que a ELLA mas  le gustaba)   besos con regusto a miel, besos con sabor a hiel , esos besos con sensación de  perdón, besos recíprocos perdonando, besos salados de cualquier mar surcado, esos besos que más que besos eran bocaditos  de pasión, besos a dentelladas mordiendo sus labios, besos con crianza de un buen beso.  ,  besos de cariño contra labios resecos llenos de esperanza,  besos curtidos en muchas luchas por la superación, millones de besos que nunca fueron entregados al aire, sino que tenían algún lugar de su cuerpo donde cortejar,  esos besos de amaneceres con gusto a noches sin fin, besos de ilusión sin  definición,  esos besos de placer por los deseos cumplidos,  besos que dejan un rastro de satisfacción ….   Pero…  hay tantos besos que no llegan a nacer… ,besos que quedan presos por los dientes en la comisura de la boca,  besos que se mueren de soledad esperando otros labios,   Ese último beso que nos dimos un cinco de noviembre que dejó  lacrado el amor de casi veinticinco años dando y recibiendo……….besos               ” Porque siempre pensábamos  que seríamos los últimos en irnos…”                                                              No dejes que tus besos busquen el cementerio de los besos, siempre hay un lugar de piel de tu ser querido donde pueda descansar un beso.

Hogaño fantasmas de caricias que vagan por los pasillos y demandan su piel y que aquí seguirán pálidamente toda la eternidad buscando sus mejillas.  Infinidad de  caricias cómplices… , rebuscadas…, amadas. Caricias con sensaciones, sensaciones que se convertían en caricias. Caricias frías rápidas en su corto recorrido, Caricias calientes de largo recorrido con parada intermedia. Caricias de tiempo indefinido  en las puntas de las yemas de sus dedos llenas de esperanza. Caricias de ternura que recorrían emociones, Caricias que divagaban en momentos únicos e indescriptibles, Caricias que siempre iban acompañadas de otra caricia …  , Caricias que pusieron fin con  la última…..  eterna e inolvidable de un seis de noviembre.. ” Porque siempre pensábamos  que seríamos los últimos en irnos…”                                                                                                                                             No dejes sin hacer una caricia por fría que te parezca, a tu ser querido le puede suponer el mejor abrigo.

Si levantas esta noche las alfombras de mi casa y buscas por los rincones encontraras esas caricias que faltan por entregar…, verás el cementerio de los besos perdidos, y escucharás las conversaciones jamas habladas…  Creo que es el momento de sentirme, creo que es el momento de ser real , creo que…….. OS VEO. Gracias por estar y principalmente por estar ahí. GRACIAS.

2 thoughts on “” PENSÁBAMOS QUE SERÍAMOS LOS ÚLTIMOS EN IRNOS….”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s