” LA MAR … EL MAR… MI MAR… “

 

 

Buenas noches , hoy es fácil saber que…  Aunque haya nacido en Chamberí  ” Lo puro y más castizo de Madrid.. ”  Siempre mi mente ha estado puesta en  la mar.  De chico mi abuelo me hacía escuchar  una caracola muy grande,  de casco cornuta,   que tenía en un mueble del salón,  y me decía :    ” Si pones el oído en el hueco de la caracola oirás  el mar ”   Era verdad !!  lo que decía mi abuelo,    ” ¿ Y por qué se escucha,  si en Madrid no hay mar, yayo. ?  ”   Le decía  sorprendido, a mi abuelo .           ” Porque esa caracola  por muchos años que pasen,  por muy lejos del mar  que esté …   siempre dentro de ella estará el mar …. la mar … su mar.  No ves el mar,  pero sí  puedes escucharlo  “.   Contaba mi socarrón abuelo sajeño, mientras se balanceaba en la mecedora de madera , sonreía  y  perfilaba  su fino y blanquecino  bigote.

Sin tener recuerdo exacto en el tiempo,  ya estaba metido en la mar, en el mar mediterráneo . Gracias a la familia donde nací , siempre hemos tenido contacto con  el mar ,  jamas  he faltado a mi cita con la mar. Mi abuelo tenía una pequeña  barca ” Allen II” se llamaba ,  con la que salíamos a pescar.  Recuerdo  mi primer beso de pasión, eso sí …casto,  fue  en el rompeolas del puerto, con la presencia del mar como testigo.  Ese primer beso que nunca se olvida  … ,    ¿ verdad ?

A mis veintiún añitos   estuve embarcado diez meses en un buque hidrográfico, con el cual dí la vuelta al litoral de la península ibérica , atracamos dos veces en la isla de Mallorca , y una en Ibiza.  Hicimos cartas náuticas en  las bocanas de puertos… como Barcelona…, Sada…., Alicante… , Tarragona… Cádiz …   En las fotos inferiores testifico lo que digo… debes tener en cuenta que el tiempo … pasa.                 Dependiendo de como fuera la climatología,  navegábamos  por alta mar , o cuando la mar era muy mala teníamos que singlar  lo más ceñidos a la costa,  así podía divisar todos los faros de los cabos… golfos… puertos… de  tierra firme, islas … islotes…, unos cuantos  faros  divise como señalizaban e  iluminaban nuestro navegar… tenía  que documentar los faros que se veían en el libro de bitácora….. , aún recuerdo el nombre  de los faros por donde surcábamos con nuestro buque .  Gracias a esa temporada  embarcado en el BH Rigel ,  aprendí a interpretar,  la rosa de los vientos  para poder navegar…, aprendí lo que era la vida  en la mar…,  y me dejo el mejor legado  que la mar me pudo dar … que es la verdadera  amistad.      ¿ Verdad, mi cabo? .     Cary decía:, ” -¿ Qué hubiera sido de ti  si no hubieras embarcado…? ¿ y si no me hubieras conocido ? ” , Durante mucho tiempo , no habido día que no haya sacado algún tema relacionado con ” mi barco ” o con la mar.  En mi vida hubo un antes…  un después de pertenecer a la tripulación  del BH Rígel . Hubo un antes…  un después de conocerla a ELLA.

Cuando Cary y yo nos íbamos  a la playa , las vistas siempre tenían que estar dirigidas al mar … , no concibo tener cerca el mar  y al  levantarme por la mañana ,  no poder ver la mar aunque sea por un agujerito . Cary y yo eramos corazones viajeros,  ELLA sabía mi pasión por la mar he hicimos dos cruceros por donde surcamos el mar Egeo y aguas caribeñas,  ELLA   me decía que ahí no había problema para buscar  habitación con vistas al mar…,  A Cary le gustaba que le contara anécdotas que me habían ocurrido en la mar … o que le explicara  lo que era ” un práctico…”  Aunque fueran repetidas mis hazañas,  no se aburría de escucharlas una y mil veces.

Ahora cuando yo no puedo estar en la mar , hay hadas encargadas  con un pasado bucanero,  para que custodien la mar, mi mar… su mar.  Hadas que se encargan de mandarme un poco de  mar cada vez que están en su mar…  , en mi mar … en la mar …

No se  donde huir ahora que no quedan islas donde naufragar, Como  decía  el poeta:        ” No debes volver al lugar donde fuiste feliz…”   Yo reto y desafío al oleaje y vuelvo siempre a la mar sin rumbo,  sin timón  y sin timonel, pero con el recuerdo de la felicidad… buscando lo que la mar me pueda traer de ella.

Lo único que he tenido ha sido todo… , todo lo que he tenido ha sido lo único … el amor … y la mar…, La vida , esa vida que sigue,  se llevó  lo único que tenía,  que era  todo…  hasta que  la mar se la llevó.  Ahora que todo lo que tengo es lo único con lo que convivo, que no es más que  mi tristeza… y mi vacío;  la vida no me quiere quitar lo único que  ahora tengo. Soy yo el que debe ir a la mar , voy a llegar hasta el mar . .. la mar que  me cura la herida,  voy a nadar hasta otro lugar … para toda la vida… En mi mar. en el mar… en la mar…

Quiero hacer mención de la canción que está sonando, y que debes estar escuchando,   a una persona que sé que me está leyendo , aunque a día de hoy no entiende ella por qué sigo escribiendo en mi rincón .  Este tema formó   parte en un momento difícil  de su vida… Buscaba la luz de un faro que le devolviera el brillo que siempre tuvo su estrella …  y en verdad que lo encontró y la ilumino  su vida… pero no en soledad .  Ahora es feliz recorriendo faros de media España.      Nos vemos poco, pero cuando nos vemos me llenas de paz y tranquilidad, al observar tu mirada emocionada.   Un beso muy fuerte para ti… Tengo el convencimiento que este beso que te entrego  lo pondrás a buen recaudo.

Esta noche en mi rincón de cada jueves  no hay  despedida porque ” LA MAR… EL MAR… MI MAR… ”  No es más que el  prólogo del  escrito de la semana que viene …

 

 

3 respuestas a “” LA MAR … EL MAR… MI MAR… “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s