Deslizamiento en Nariño y Cauca: reconstruir via Pasto-Popayán costaría unos $12 billones | Infraestructura | Economía

Las afectaciones por el cierre vial entre Cauca y Nariño, debido al derrumbe ocurrido el pasado 9 de enero en jurisdicción del municipio de Rosas (Cauca), sube la tensión con el pasar de los días. De hecho, el Presidente Gustavo Petro, en su cuenta de Twitter, anunció su pronto regreso desde Europa, para atender la situación en el suroccidente del país.

(Lea: Gobierno comprará cosechas en Nariño y más medidas para la emergencia). 

El mandatario convocó a un Consejo de Ministros extraordinario en Ipiales, Nariño, para atender la situación por la que atraviesan los departamentos, hecho que representa grandes riesgos, no solo para la economía regional sino para la del resto del país.
Ante el sector de la infraestructura el Gobierno presentó en días pasados las soluciones temporales y definitivas para hacer frente a esta situación.

En una reunión, el director general del Instituto Nacional de Vías (Invías), Juan Alfonso Latorre, anunció que en los próximos tres meses la entidad construirá una conexión definitiva de la Panamericana de 2 kilómetros, directamente ejecutado con contratistas mediante urgencia manifiesta de Invías.

Desde la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) señalaron que en la reunión con la entidades y autoridades a cargo de la emergencia, entre las que se encuentran el Ministerio de Transporte, el Invías, y otras instituciones, se les informó que actualmente se está terminando la estructuración del corredor Pasto- Popayán, como solución de largo plazo.

Este año procederán con la licitación del corredor completo, proyecto que hará en su totalidad la doble calzada y la construcción del corredor Timbío – El Estanquillo. Para esta vía (aproximadamente 270 kilómetros), el señor ministro de Transporte manifestó que ese proyecto puede costar entre capex y opex entre $12 billones a $14 billones”, aseguró Jorge Alberto Marín, vicepresidente técnico de la CCI.

(Además: Comienza paso de camiones que estaban represados en Ipiales, Nariño). 

A su turno, el presidente de la CCI, Juan Martín Caicedo, explicó que el problema en este eje vial es una oportunidad para avanzar en el propósito de construcción de estas carreteras.

“Esta tragedia paradójicamente compromete al Gobierno, que ha manifestado resolver un problema muy antiguo, sobre el cual han hecho reflexiones las entidades que representan a la infraestructura en el país. En el sentido de la carretera que va de Popayán a Pasto, desde hace muchos años debió haber sido replanteada a través de una variante de Timbío y El Estanquillo”, indicó el dirigente gremial el viernes pasado.

Por lo pronto, para atender la situación de emergencia, la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez , informó sobre la creación de un Comité de Seguimiento con los gobernadores de Nariño y Cauca.

Adicionalmente, indicó que que se encuentran trabajando con los ministerios del Interior, Transporte y de Hacienda, con el fin de garantizar abastecimiento en el territorio afectado por esta contingencia.

También, la jefe de cartera destacó que esta semana llegará a Tumaco un buque con casi 1,6 millones de galones de combustible, “el cual zarpó del puerto de Barranquilla hacia Panamá el pasado 18 de enero con gasolina y diésel”, según informó el Ministerio.
Por otra parte, la entidad indicó que van a ser cuatro los esquemas de abastecimiento que se vienen desarrollando desde el momento del derrumbe.

(Vea: Gremios piden declarar Emergencia Económica y Social en Nariño). 

Entre estos, se destaca que entre el 17 y 18 de enero se despacharon desde Neiva 98.000 galones de diésel y 630.000 de gasolina motor hacia Nariño, que serán distribuidos a las estaciones del departamento y del Cauca.

Además, la semana pasada arribó a Tumaco una barcaza con casi 30.000 galones de diésel y en el muelle se encuentra la embarcación con 65.000 galones.

De igual manera, a partir del 25 de enero, por esta misma vía marítima, se dará inicio a una operación de ‘roundtrip’ de buque con otros 30.000 barriles de combustible.
En cuanto a la posibilidad de importar de Ecuador, por factores de precios y logística, en este momento se considera que lo más conveniente es continuar el plan de abastecimiento con el producto interno”, manifiesta la cartera de Minas. 

Al mismo tiempo, el Ministerio de Minas y Energía aseguró que para el suministro de gas licuado del petróleo (GLP) se encuentra en tránsito hacia la ciudad de Pasto un total de 51.000 kilogramos del producto y 56.000 más hacia otros 11 municipios de la región.

La cartera informó que al 17 de enero el GLP disponible en Nariño para cilindros y tanques estacionarios era de 423 toneladas, de lo que Montagás S.A. dispone de 228.177 kilogramos para prestar el servicio en Pasto, Espino y Espriella. Igualmente el municipio de Santa Bárbara, Nariño, es atendido vía marítima desde Buenaventura, a través de una barcaza que mueve cerca de 64 toneladas de GLP cada 36 horas.

(Siga leyendo: Vías y fletes, soluciones del agro en por cierre de la Panamericana). 

Finalmente, el Ministerio reiteró el compromiso con el abastecimiento de combustibles y que este tenga el menor impacto posible para los usuarios del departamento, que incluso, se encuentran con otras dificultades en materia de agricultura.

Tanto en el departamento de Cauca como en Nariño se podrían presentar alzas en los precios de los productos agropecuarios, por pérdidas de cosecha, producción y transporte de los mismos. Además, las adversidades también se presentan con las frutas, que tienen afectaciones, especialmente en transporte.

PORTAFOLIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *