Segundo empleo, opción si el salario no rinde por inflación. | Empleo | Economía

Los salarios y la flexibilidad laboral, se consideran hoy dos importantes palancas para la fidelización del talento, al lado de la progresión de la carrera profesional y el bienestar y la salud mental.

(Vea: Pese a inflación, Hilton Bogotá crecería a doble dígito en 2023).

Alrededor de esos temas y lo que piensan hoy los trabajadores gira el estudio Global Workforce of the Future 2022 ‘Descubriendo los enigmas del talento’.

El análisis tiene detrás una encuesta a más de 30.000 personas en todo el mundo, de las cuáles 15.000 son trabajadores de oficina y la otra mitad no.

Respecto al tema de los salarios, el panorama muestra respecto a la inflación, una de las mayores preocupaciones que asiste al mundo hoy.

(Vea: Lo que sigue para que otras 119 tarifas no suban con el salario mínimo).

En ese sentido el 45% de las personas, la mayoría, coincide en que el principal motivo para cambiar de trabajo es desear un mejor salario.

Sin embargo, el análisis precisa que cuando los empleados están comprometidos, el salario adquiere un papel menos importante y cae al sexto lugar entre las prioridades.

Además, solamente el 25% de los trabajadores permanecen en su trabajo porque están satisfechos con su trabajo.

(Vea: Este es el paquete de 85 tarifas desindexadas del salario mínimo).

El estudio muestra que el 64% de los empleados que no trabajan en la oficina expresan preocupación porque su salario no sea suficiente para cubrir el aumento del costo de vida. En el personal de las oficinas ese porcentaje es de 68%.

Luego se indaga a las personas su opinión sobre si la inflación hace más probable que tengan que buscar un segundo empleo y así lo contempla el 51%.

Otro 49% coincide en que “la inflación hace más probable que tenga que buscar un nuevo trabajo con un salario más alto” y otro 35% se inclina por la afirmación “he tenido que trabajar y cobrar en negro debido a la inflación”.

Ante este panorama, Adecco hace algunas recomendaciones.

La primera que las empresas deben garantizar de que los salarios de cargos vacantes sean competitivos en tiempos de extrema incertidumbre económica y política.

Además, plantea que haya una mayor relación entre la remuneración y el rendimiento. Es hora de compensar a los colaboradores por sus habilidades, experiencia y rendimiento de forma eficaz.

(Vea: Colombia seguiría con uno de los mínimos más bajos de la región).

Según el estudio de Adecco, seis de cada diez trabajadores de oficina están considerando o ya han cambiado de trabajo como resultado directo de tener más flexibilidad, la otra herramienta para fidelizar el talento.

Y si bien, como dice el análisis “el péndulo está volviendo a inclinarse hacia la toma de control por parte de las empresas sobre el grado de flexibilidad, para las personas el trabajo desde casa es clave. Las organizaciones deben tener cuidado, ya que la realidad del trabajo híbrido (3,2 días de trabajo desde la oficina cada semana laboral) no satisface los deseos de los trabajadores (2,6 días en casa)«, advierte.

El porcentaje de quienes aseguran que su horario de trabajo es establecido por su empresa o por ellos mismos en total llega al 56%.

Un 37% dice que tiene cierta flexibilidad y apenas 6% dice que es autónomo para fijar las horas de trabajo.

El estudio también concluye que la flexibilidad tiene un precio, algo que los trabajadores que no son de oficina no pueden permitirse: tres de cada diez de estas personas comprometerían su salario para ganar flexibilidad, lo que puede frenar la idea de laborar 4 días a la semana.

Salud mental otra palanca

El agotamiento sigue siendo un motivo de preocupación para la mitad de los trabajadores.

Se buscan trabajos en los que se sientan más relajados y tengan un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Al respecto, la encuesta arroja que un 36% de los consultados indica que ha sido víctima del llamado ‘burnout’ en los últimos 12 meses por exceso de trabajo, al tiempo que el 35% afirma que dejará el trabajo en los próximos 12 meses debido a esto.

Esos porcentajes son preocupantes, pero lo es todavía más con las perspectivas: la mitad de los trabajadores de todo el mundo (49%) están preocupados por el agotamiento en el futuro.

La economía ‘gig’, una de las megatendencias laborales

El estudio Workforce of the future realizado por el Grupo Adecco muestra cómo la denominada economía gig es una megatendencia en el mundo laboral.

Este concepto se refiere a generar ingresos fuera del trabajo tradicional por medio de ocupaciones esporádicas, en donde la persona se encarga de realizar una tarea específica y cobrar de manera independiente.

Su práctica se ha reforzado tras la pandemia, con la que surge el término ‘gigificación’, el cual corresponde a implementar este formato de empleabilidad dentro de las empresas para tareas concisas o proyectos con un plazo determinado.

“La combinación de la escasez de mano de obra, el teletrabajo y el reclutamiento virtual, ha permitido a los empleados buscar en masa mejores trabajos, en donde se evidencia que muchos buscan flexibilidad para cumplir sus labores desde cualquier lugar del mundo, mientras que la fuerza laboral no administrativa u operaria está cambiando de industria para obtener salarios más altos y horarios manejables”.

El estudio confirmó que el 61% de los encuestados no administrativos, identifica que la ‘gigificación’ es una de las megatendencias por la que se sienten más amenazados, ya que hará que sea mucho más difícil encontrar trabajo en el futuro y el 43% piensa que podría perder su empleo a causa de ella.

A medida que la ‘gigificación’ se convierta en la ‘nueva normalidad’, las compañías deberán tenerlo en cuenta en sus estrategias de contratación, retención y desgaste, dice Adecco.

CONSTANZA GÓMEZ GUASCA
PERIODISTA PORTAFOLIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *